NOTICIAS DESTACADAS

Varios equipos policiales tras la pista de delincuentes que ingresaron a dependencias de la empresa Finning.

Redacción

Alrededor de la una de la madrugada una banda de delincuentes ingresó hasta la empresa Finning ubicada en la avenida Pedro Aguirre Cerda, y utilizando el método de saturación de gas hicieron explosar un cajero automático, sustrayendo parte del dinero.

Carabineros de la Subcomisaría Norte fueron alertados de la situación y llegaron al lugar también en cosa de minutos, lo que obligó a la huida de los antisociales que se desplazaban en un station wagon marca Hyundai modelo Santa Fe.

 

Pero el procedimiento no terminó ahí, ya que para evitar ser detenidos, uno de los delincuentes disparó en contra de los funcionarios policiales, huyendo por diversas calles del sector norte de Antofagasta.

El jefe de la Segunda Comisaría, mayor Francisco Franzani, dio a conocer que la denuncia fue recibida por el nivel 133, por lo que de inmediato concurrió al lugar personal del Cuadrante 13 que comenzó a seguir al vehículo, en el que iban al menos cinco ocupantes.

Desde el interior del vehículo habían esparcido "miguelitos" para facilitar su huida, no pudiendo uno de los carros policiales continuar con el seguimiento, que se prolongó por diferentes calles mientras que los antisociales efectuaban disparos contra el vehículo policial, siendo impactado en dos oportunidades.

Los primeros antecedentes que son investigados por carabineros de la Sección de Investigaciones Policiales de la Segunda Comisaría y del Laboratorio de Criminalística de la Dirección de Investigaciones Criminales, señalan que se trataría de una banda que habría planificado en detalle este atraco, pero no contaron con la rápida llegada de carabineros, lo que les hizo dejar abandonadas dos gavetas con dinero.

Vehículo

El vehículo no pudo ser alcanzado, pese a ello carabineros siguió con las diligencias encontrando el móvil sólo minutos después sin sus ocupantes en calle Arturo Fernández.

Siguiendo con el trabajo policial, la policía uniformada ubicó un segundo automóvil cuya participación en el hecho se está investigando.

En el sitio del suceso se incautó un balón de gas y uno de oxígeno, una manguera, un cable de contacto, además de una batería de vehículo, elementos utilizados para provocar la explosión.

En cuanto a las diligencias científicas, el jefe del Labocar, comandante Sergio Cornejo, explicó que se conformó un equipo compuesto por un bioquímico en lo que es el levantamiento de evidencia biológicas, un perito balístico que analiza el impacto que presenta un vehículo policial. El trabajo está siendo complementado con el trabajo de peritos dactiloscópicos y planimetristas.

La idea, manifestó el oficial, es recolectar la mayor cantidad de evidencia posible, con el fin de aportar la información suficiente a la investigación y así dar con el paradero de esta banda.

El vehículo de Carabineros que recibió el impacto balístico (Dodge Durango) cuenta con las condiciones necesarias (motor, capacidad y carrocería) que lo hacen resistente.

Láminas

"En el costado izquierdo de la puerta donde se sitúa el conductor, no hay daño interior, lo que quiere decir que las propiedades antibalísticas fueron vitales en este caso. Las láminas con las que fue fabricado detuvieron la trayectoria de la bala", sostuvo Cornejo.

Gracias a ello el conductor del vehículo policial se salvó de sufrir alguna grave lesión.

Estos vehículos poseen unas láminas denominadas "kevlar", que son placas antibalísticas que son parecidas a las de los chalecos antibalas.

En tanto, en las dependencias de Finning hubo daños en el casino tras la explosión, por lo que la empresa tomó los resguardos pertinentes para proteger a sus trabajadores.

 

http://45.56.121.188/vistas/8/112508.gif