NOTICIAS DESTACADAS

Marcelo Castillo aseguró que continuarán abiertos al diálogo, pero comenzarán a buscar la forma de poder operar y de retomar dos proyectos. No descartó pedir el apoyo de Carabineros para ingresar a la faena.

Distante y tensa, así está la relación entre los trabajadores en huelga y Minera Escondida luego que éstos quemaran la invitación que les hizo la compañía para sentarse a dialogar y acercar posiciones. Episodio que para el presidente de MEL, Marcelo Castillo, marcó un cambio en el proceso.

“Ese episodio provoca un cambio en este proceso de negociación colectiva en el sentido que no está la disposición a conversar… nosotros vamos a seguir desarrollando nuestra estrategia y la búsqueda de poder operar, de poder reestablecer nuestras operaciones”, aclaró Castillo.

 

 

Según el representante de la cuprífera, la idea es retomar dos grandes proyectos que nada tienen que ver con la negociación y que no involucran a los trabajadores en huelga. “Vamos a seguir abiertos a dialogar, pero hoy nuestro foco va a ser nuestra producción”.

Además, aclaró que no descartan pedir apoyo de Carabineros en caso de no poder ingresar a las áreas y puntos de trabajo.

“Nosotros vamos a insistir en poder ejercer nuestro derecho a producir. Desde el primer día de huelga pudimos haber exigido el ingreso de nuestras empresas contratistas o del día 15 pudimos haber hecho los reemplazos, y hemos dado la oportunidad que este proceso siga avanzando porque teníamos la expectativa de poder cerrarlo en el corto plazo. Ayer frente a la quema de nuestra disposición a conversar y al diálogo nos ponen en otro escenario y ese otro escenario es buscar todos los mecanismos legales vigentes que nos permitan poder ejercer nuestro derecho a trabajar y a producir”, agregó.

En ese sentido, dijo que mañana intentarán ingresar al proyecto EWS (planta desaladora en Coloso) y de no conseguirlo, seguirán intentándolo al día siguiente y al siguiente. “Si tenemos el apoyo de Carabineros bienvenido sea”.

Marcelo Castillo reiteró la invitación al sindicato a leer en detalle la carta que les enviaron respecto a los tres puntos que mantienen trabado el conflicto, ya que en ella se explican en “gran parte” dos de ellos y se les invita a sentarse y abordar el tercero.

“Nuestra interpretación es que independiente que los puntos que estén puestos en la mesa el objetivo final es no sentarse a conversar”, sentenció.

El presidente de MEL además recordó que hoy la compañía (Escondida) cumplió 26 años y lamentó tener que conmemorarlo “en una situación tan compleja y triste”, luego que 2.500 trabajadores cumplieran 34 días en huelga.

Publicado por: Paola Cataldo Leiva