La familia Fosk, dueña de Pesquera Landes, evalúa mover sus plantas a Perú o Ecuador. 
Un proyecto de ley que hasta fines del año pasado "dormía" en el Congreso tuvo un repentino impulso desde hace tres meses. Se trata de la norma para regular cómo se captura la jibia o calamar gigante y que, según diversas pesqueras, implicará la expulsión de la actividad industrial de la extracción del recurso, el cierre de fábricas y el despido de unas 900 personas entre la V y la VIII Región. Incluso algunas compañías, como la Pesquera Landes, evalúan cambiar su locación a Perú o Ecuador. Leer mas…

Fuente: Economía y Negocios