El peso chileno se depreció en más de 2,8% durante el mes respecto del dólar estadounidense, alcanzando los $650 al cierre de este informe, la cifra más alta desde diciembre de 2017. Lo anterior se da mientras se mantiene la incertidumbre en los mercados internacionales, dada la imposición de aranceles cruzados entre China y EE.UU., que entrarán en vigencia el próximo 6 de julio, junto con la caída en el precio del cobre, que alcanzó un 3,68% al cierre del mes de junio.