NOTICIAS DESTACADAS

Informe de Hacienda muestra paulatina pérdida de influencia en la economía.

"Hemos perdido mucha recaudación por el precio del cobre", explicaba el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, a los parlamentarios integrantes de la Comisión Mixta de Presupuestos, que se reunieron esta semana en Valparaíso para conocer detalles del cierre fiscal 2016. Y las cifras que mostró el encargado no dejaban espacio a la duda.

 

Pero el análisis no se detuvo ahí. De acuerdo a los datos entregados por Valdés a los parlamentarios, consistentemente con lo anterior, también bajó la participación de los ingresos totales del Gobierno Central.

Esto, porque en 2016 las ventas de este mineral apenas representaron el 1,7% de los ingresos fiscales generales, nuevamente con una marcada tendencia a la baja.

Ahí se observa que hace sólo dos años (2014) el cobre representaba el 9,1% de la recaudación fiscal. En 2010 la incidencia era aún mayor, del 20,5%, y en 2006 llegó a su punto mas alto, con el 34,2% de todo lo que entraba a las arcas fiscales.

De esta manera, entre 2006 y 2016, la participación de los ingresos provenientes del cobre en los ingresos totales de la nación se redujo veinte veces, indicó Hacienda.