La inminente paralización de la mayor productora de cobre del mundo, además de generar un efecto negativo en el país, podría tener implicancias importantes en el precio global del metal rojo. Una huelga de los 2.500 trabajadores de la minera Escondida, ubicada en el Desierto de Atacama, podría tener un mayor impacto en el crecimiento de la economía chilena, que la emergencia que han generado los incendios forestales en el centro-sur del país.

 

 

Así lo comentaba ayer el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, mostrando lo relevante que es para el país la mina con mayor producción de cobre del mundo. «Posiblemente tenga un efecto incluso mayor en el Imacec que los incendios», decía. El sector minero, especialmente la producción de cobre, tiene un impacto directo en crecimiento económico del país y dado que cerca del 18% de la producción local se explica por la operación de Escondida, según estimaciones de BCI Estudios